top of page
Buscar
  • Foto del escritorAna Gorostegui

SABER SOLTAR

En este post hablo de cómo a menudo nos aferramos a situaciones, impidiendo nuestro crecimiento. Veremos señales comunes de esta resistencia a aceptar la realidad y cómo soltar puede llevarnos hacia un mayor bienestar


En una tribu del Amazonas, idearon una trampa para atrapar monos haciendo un agujero a una caja de cartón, por donde los monos podían meter la mano para coger un plátano que colocaban dentro. El agujero era demasiado pequeño para poder sacar la mano con el plátano, por lo que los pobres monos, aunque podían liberarse simplemente soltando el plátano, se aferraban a él y quedaban atrapados.


Esta anécdota ilustra cómo a veces nos aferramos a situaciones o cosas en nuestra vida, como relaciones, situaciones o hábitos, impidiéndonos avanzar. La solución es aceptar y dejar ir lo que nos ata, pero a menudo resistimos este paso.



Imaginemos esta situación:


María lleva casada con Pedro 3 años. A pesar de los primeros momentos felices, la relación se ha vuelto tóxica debido a la manipulación emocional y la falta de respeto constante por parte de Pedro. María ha estado aferrada a la idea de que algún día Pedro cambiará y que podrán tener la familia y la vida idílica que siempre soñó.


Durante estos años no ha querido escuchar a sus amigas cuando le advertían y se preocupaban por ella, porque prefería seguir luchando por sus deseos de ser madre y formar una familia feliz, sin ver la realidad dolorosa que estaba experimentando.


Con el tiempo, María se ha dado cuenta de que todos sus intentos de mejorar las cosas, hablar con él y de expresarle cómo se siente, no han surtido ningún efecto y cada vez los conflictos son mayores. Ahora tiene claro que Pedro no cambiará y que la relación está teniendo un impacto muy negativo en su bienestar emocional y mental. No tiene apenas vida social y acaba de pedir una baja en el trabajo por depresión.




12 señales comunes que pueden indicar que

no estás aceptando la realidad:


Si notas alguna de estas señales en tu propio comportamiento o pensamientos, es posible que estés teniendo dificultades para aceptar la realidad:


1. Negación: rechazar la evidencia o negar la existencia de un problema, incluso cuando hay pruebas claras en contra.


2. Comparación constante: comparar constantemente la situación actual con cómo debería ser o cómo fue en el pasado, en lugar de enfrentar la realidad actual.


3. Resistencia a los cambios: sentir una resistencia intensa o negativa ante cualquier cambio, incluso si es necesario o beneficioso.


4. Aferrarse al pasado: continuar reviviendo eventos pasados, idealizando cómo las cosas solían ser, en lugar de aceptar cómo son ahora.


5. Autoengaño y evitación: inventar excusas o justificaciones para evitar hablar o enfrentar la situación problemática


6. Rumiar pensamientos negativos: permanecer en un ciclo de pensamientos negativos y preocupantes sobre la situación, sin llegar a ninguna conclusión constructiva.


7. Frustración y enfado: sentir una creciente frustración o enfado, debido a la discrepancia entre la realidad y lo que se desea que sea.


8. Dificultad para tomar decisiones: sentir indecisión o parálisis, cuando se trata de tomar decisiones importantes relacionadas con la situación.


10. Esperar un cambio mágico: creer que las cosas mejorarán sin hacer ningún esfuerzo consciente para cambiar o aceptar la realidad.


11. Buscar culpables externos: culpar a otras personas o a factores externos por la situación, en lugar de asumir la responsabilidad de enfrentarla.


12. Influencia en otras áreas de tu vida: hay otras áreas que se están viendo afectadas negativamente como tu salud, las relaciones sociales o el trabajo.


El ejemplo de María representa la situación de una pareja que ya ha intentado todo, incluyendo el abordar conversaciones incómodas, como veíamos en el pasado post, pero que no avanza.



Para recuperar su bienestar, María necesita soltar la idea de un matrimonio idealizado y aceptar la realidad de su relación con Pedro. Al hacerlo, debe enfrentar sus temores de estar sola y la posibilidad de terminar la relación, incluso si eso significa rehacer su vida por completo.


La capacidad de aceptar está estrechamente

vinculada con la habilidad de soltar


Reconocer estas señales nos puede venir bien para identificar dónde podemos estar viviendo situaciones de “enganche”, como por ejemplo:

  • Soltar un vínculo que terminó: una expareja o un fallecimiento

  • Un rol que se pierde: un puesto en el trabajo o la jubilación

  • Aceptar a alguien que piensa distinto a nosotros/as: en una discusión o en posicionamientos políticos

  • Cuando se pierde un objeto o algo material: algo preciado que se estropea o una casa familiar que se tiene que vender

  • Una edad que resistimos a dejar atrás: el paso de la juventud a la edad adulta o cuando nos llega la etapa de la menopausia a las mujeres


Los 4 pasos clave para soltar y dejar ir:


Los pasos que nos propone la psicóloga Marina Mamoliti para soltar y dejar ir son estos (*1):


1º.- Tener ganas de dejar ir: ver la realidad tal y como es. Puedes tenerlo claro o bien puedes hacer ahora mismo una parada reflexiva y revisar cómo estás y qué necesitas, una pequeña meditación te puede ayudar


2º- Somos responsables de nuestra felicidad: toma conciencia de que tu bienestar no depende de nadie, solo de ti


3º.- Acepta tu realidad: qué pasa en tu aquí y ahora. Vivir de recuerdos pasados o de expectativas futuras puede hacerte perder el foco de lo que realmente importa


4º.- Asume las pérdidas: siempre vas a tener que renunciar a algo y va a doler, tendrás que estar dispuesto/a a soltar tu “plátano”.



Aprender a soltar no se hace de forma automática, ya que como seres humanos necesitamos aferrarnos para sobrevivir (a nuestras familias, ideas, amistades, emociones, creencias…).


Por tanto el desapego es todo un proceso que conlleva tiempo y esfuerzo, quizá incluso apoyo profesional externo, con la buena noticia de que una vez realizado, la sensación de alivio que obtendrás será grande.


Dejar ir es el mayor acto de autocuidado que podemos hacer


Y a ti…

¿qué te está costando aceptar?

¿qué tienes que soltar, dejar ir?

¿qué quieres que venga?




Si quieres profundizar sobre el tema:




115 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page